GLC RECYCLING PLAST S.A.
Antecedentes de la compañía

GLC Recycling Plast S.A. (G.L.C.) es una compañía recicladora establecida en 2005, después de sustituir a
Global Logistics Center S.A. la cual se fundo y empezó operaciones en el año 2000.

La creciente demanda de PET reciclado (Polivinil Terephthalato) como fibra alternativa por parte de muchas
textileras a nivel mundial y el interés de G.L.C. de proveer una solución al desecho de basura en Costa Rica,
fueron los principales incentivos para desarrollar este proyecto de reciclaje.  El plástico PET reciclado (nuestro
principal producto) es exportado en pacas a los Estados Unidos de América, donde Wellman Inc., un asociado
estratégico de G.L.C., lo transforma en un sin número de productos.  Asimismo, G.L.C. recicla otros tipos de
plásticos que serán descritos más adelante.

G.L.C. cuenta con una ventaja competitiva signifiativa en Costa Rica, al ser el único reciclador de productos
elaborados a base de PET.  La promoción del reciclaje ante el público en general a través de extensivas
campañas publicitarias es fundamental para fortalecer y expandir negocios de esta naturaleza.  Sin embargo, en
vista del alto costo implícito, G.L.C. ha optado por establecer alianzas estratégicas con dos de los principales
distribuidores de envases elaborados a base de PET como Florida Bebidas, el cual ha implementado amplias
campañas publicitarias dirigidas al público en general que buscan fomentar el reciclaje de sus productos.  Como
parte de estas alianzas estratégicas, G.L.C. recibirá todo el plástico recogido producto de los programas de
reciclado implementados.

Durante 1999 se realizaron estudios de factibilidad en colaboración con el Instituto Tecnológico de Cartago y la
Asociación costarricense del Plástico (ACIPLAST) para determinar la viabilidad del proyecto.  En ese mismo
período se realizaron las primeras visitas a Wellman, Inc. en Carolina del Sur, con la intención de proponerles
una alianza estratégica para reciclar PET en América Latina.

Adicionalmente, se visitaron municipalidades y pequeños centros de recolección para promover un programa de
reciclaje más agresivo, porque en ese momento, Coca Cola era la única compañía que pagaba porque le
entregasen sus propias botellas después de consumidas.  Otras botellas elaboradas basado en PET
terminaban como basura en los rellenos sanitarios, precisamente por la falta de incentivos para su recolección.   

Se condujeron esfuerzos para promover el reciclaje del plástico PET en escuelas públicas y privadas, para lo
que G.L.C. dispuso de estañones con colores distintivos.  Una vez que el número de escuelas fue suficiente, se
estableció una ruta de recolección.  Consecuentemente, se continuó la promoción para incluir restaurantes,
clubes privados, gimnasios y otros establecimientos a este esfuerzo de recoleccdión.  

El volumen de plástico PET reciclado proveniente del programa Misión Planeta ha aumentado año con año
alcanzando cifras de 1500 toneladas métricas a finales del 2003. Al mismo tiempo, se formalizaron convenios
con otros distribuidores de productos elaborados basado en PET tales como ECSA (Pepsi), Florida Bebidas e
Inolasa, sin embargo ninguno tenía un programa activo de reciclaje que pudiera suministrar cantidades similares
a las provenientes de Coca Cola.  Para suplir la falta de material, se realizaron esfuerzos adicionales para
reciclar PET  y HDPE (polietileno de alta densidad) post-industrial directamente de los fabricantes, dando como
resultado la inclusión de CCL Envasa y Conoplast dentro la clientela regular.     

Durante el primer trimestre del 2005, las exportaciones se incrementaron como resultado de haber firmado
contratos con Coca Cola y Florida Bebidas, quienes decidieron  implementar extensas campañas publicitarias
para reciclar su producción de botellas elaboradas basado en PET.  Bajo los términos de dichos contratos,
G.L.C. debe procesar todo el plástico obtenido de dichos programas de reciclaje, lo cual ha permitido a la
empresa mantener un volumen estable de exportaciones durante el año 2005, sobre pasando la cifra de
4,000,000 kilos.     

A la luz de los resultados obtenidos al día de hoy, persiste un claro interés por parte de representantes de Coca
Cola en otros países de Latinoamérica para implementar programas de reciclaje similares al establecido en
Costa Rica, con lo cual el potencial de crecimiento se muestra atractivo.